Como actuar ante un entrevistador incompetente. 5 ejemplos.

Pocos directivos son buenos entrevistadores. Muchos son claramente incompetentes, sin ser conscientes de ello. La empresas no suelen dedicar muchos esfuerzos en formar a sus mandos en técnicas de entrevista y el resultado es que el candidato muchas veces se encuentra al otro lado de la mesa con un mal entrevistador, lo cual es muy peligroso. Se trata de directivos que pueden ser muy válidos gestionando su departamento pero cuando han de adoptar el papel de entrevistador se sienten incómodos y nerviosos e incluso es posible que no sepan formular una pregunta correctamente. Pueden tomar decisiones de contratación de empleados basadas en su “experiencia”, “conocimiento de las personas” o en su “instinto” o “sensaciones”. Si después de una entrevista te das cuenta de que el entrevistador no ha averiguado nada sobre tus capacidades es que se trata de un mal entrevistador, lo cual es muy frustrante para un candidato cualificado.

En las entrevistas que realices debes evaluar al entrevistador. Si detectas un nivel significativo de incompetencia, toma la iniciativa para venderte y asegurar que todos tus puntos fuertes salen a la luz. No debes permitir que un entrevistador nefasto arruine tu candidatura.

5 Ejemplos:

1. El entrevistador evita mirarte a los ojos. Es un claro indicador de que se siente incómodo planteando preguntas. Lo mejor que puedes hacer es tomar la iniciativa y preguntar tu cuales son las responsabilidades concretas del puesto para, a continuación, mostrar tus capacidades. Sigue leyendo