¿Cómo conseguir más entrevistas para empleos de calidad?

Peter Hadekel, de Montreal Gazette, ha publicado un artículo, que titula “Si es difícil encontrar un trabajo, más difícil es encontrar un empleo de calidad”, pues la calidad del empleo ha disminuido en comparación con los ciclos económicos anteriores. ¿Cómo se mide la calidad de un trabajo desde un punto de vista económico?

No se trata solamente de saber si el nuevo empleado está satisfecho en su puesto. El economista del CIBC, Benjamin Tal, analiza tres factores que se relacionan con el comportamiento del consumidor: el trabajo a tiempo parcial frente a un empleo a tiempo completo; el trabajo para terceros frente al empleo por cuenta propia; y la propia retribución relativa asociada con un determinado puesto de trabajo.

La calidad del empleo se ha mantenido relativamente estable en los últimos años, pero se mantiene muy por debajo de los niveles observados en el período 1980-2000, pues ha disminuido del orden de un 14 por ciento desde finales de 1980. Además, el número de trabajadores a tiempo parcial y el de trabajadores por cuenta propia aumentó un 56 por ciento desde finales de 1980, mucho más rápidamente que los trabajadores en nómina de terceros o a tiempo completo. Además, el crecimiento del empleo ha sido mucho más rápido en las industrias de salarios bajos o medios que en las que mejor pagan. La teoría de Benjamín Tal es que el extremo más alto del mercado de trabajo nunca se recuperó de la recesión de 1991 y del incremento del desempleo que siguió. En la primera parte de la década de 2000, estalló la burbuja de alta tecnología lo que representó otro golpe a empleos mejor remunerados.

Entonces, ¿qué hay que hacer si uno no encuentra el empleo que desea o, simplemente, no encuentra ningún empleo? Lo primero, no desanimarse… Alison Green presenta en Money Careers, varias recomendaciones para no desanimarse en una búsqueda de empleo que se alarga más de lo esperado, y de las que queremos destacar las tres siguientes:

Renueva tu currículum . Si no estás consiguiendo todas las entrevistas que deseas, es probable que tu presentación no sea la adecuada. Tu currículum no debe ser una simple lista de tareas y responsabilidades, sino que debe centrarse en lo que has conseguido en cada puesto de trabajo (por ejemplo, “un aumento del tráfico web en un 30 por ciento en 12 meses” o “una mejora de la reputación construida para trabajar con éxito con clientes previamente descontentos”).

Revisa tu carta de presentación. La carta de presentación NO debe resumir el currículum, sino que debe añadir algo nuevo a tu solicitud, como por qué te interesa el puesto y qué aportarías de tu parte para el éxito de la empresa. Alison Green recomienda escribir la carta “como si estuvieras escribiendo a un amigo acerca de por qué serías ideal para el puesto”. Añadir rasgos de personalidad es probable que te permita llamar la atención del seleccionador y conseguir la entrevista.

Envía menos cartas pero pasa más tiempo personalizándolas. Las posibilidades de ser llamado para la entrevista subirán significativamente. No se pueden escribir 15 cartas de presentación verdaderamente personalizadas al día. Trate de presentarte para un menor número de puestos de trabajo, pero emplea más tiempo en su preparación y seguro que notarás una diferencia en los resultados.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s